El punto de compostaje comunitario de Santa Cruz de La Palma recoge en cuatro meses más de una tonelada de biorresiduos

Un total de 71 personas pertenecientes a 28 familias toman parte en este proyecto, iniciado el pasado 3 de abril

El punto de compostaje comunitario de Santa Cruz de La Palma ha recogido en cuatro meses y medio de actividad más de una tonelada de biorresiduos. Son los primeros resultados que ofrece este proyecto puesto en marcha por el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en colaboración con el Cabildo de La Palma y Ader La Palma.

Un total de 71 personas pertenecientes a 28 familias toman parte en este proyecto, iniciado el pasado 3 de abril en el antiguo Camino de El Velachero, en una parcela donde se encuentra el huerto urbano municipal.

Hasta mediados de agosto la materia orgánica aportada en la compostera comunitaria era de 1.119 kilos, con una media semanal de 53,31 kilos. Es decir, en este periodo cada una de las familias que participa en este proyecto ha depositado una media de dos kilos de residuos orgánicos cada semana.

El concejal Julio Felipe valora “la implicación de estas familias, que han iniciado un proceso de gestión de residuos al que está llamado a sumarse el resto de los vecinos de Santa Cruz de La Palma una vez que se implante en nuestro municipio la recogida selectiva de biorresiduos”.

Por su parte, el consejero responsable del Área de Residuos del Cabildo de La Palma, Juan Manuel González, valora de manera positiva la implicación del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y de los vecinos participantes en este proyecto e invita a que otros municipios “se incorporen a la implantación del compostaje comunitario en toda la isla, una iniciativa que, unida a la recogida selectiva y al compostaje doméstico, convertirán a La Palma en ejemplo de economía circular”.

El punto de compostaje permite la gestión de residuos orgánicos para la elaboración de abono natural para su uso en huertas y jardines. Este espacio está a disposición de los vecinos para gestionar, de manera conjunta y tutelada por monitores, los desechos orgánicos generados en sus domicilios, mediante la recogida separada de materia orgánica y su reciclaje en compost.

De esta forma se evita que una buena parte los desechos orgánicos de la cocina y el jardín vayan a la basura, ya que representan en torno al 40% de los residuos generados en los hogares.

Desde la dirección del proyecto, tutorizado por el Cabildo a través de técnicos de Ader La Palma, se lleva a cabo un seguimiento de todo el proceso, realizando operaciones de control de temperatura, humedad y pesaje de los residuos, además de las acciones de aireado, mezclado, riego, volteo y tamizado para facilitar la elaboración de un compost de calidad.

Además, hasta la fecha se han realizado tres actividades formativas con las familias participantes en el proyecto, estando aún previsto un taller final sobre la extracción del compost, así como una visita al Complejo ambiental de Residuos de Los Morenos, en Villa de Mazo.

Deja un comentario

Su email no sera publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.