Eufrosina Pérez “En los mejores momentos de la vida siempre hay una botella de vino”

LEER en PDF

Esta semana en GENTE RURAL entrevistamos a la viticultora y propietaria de Bodegas El Níspero, distinguida con el Premio a la Mujer Rural Canaria 2017

EUFROSINA PÉREZ NOS RECIBE EN SU BODEGA CON LA MISMA VITALIDAD Y ENERGÍA QUE EXPLICA EL ÉXITO DE SU LABOR. SIEMPRE CON UNA SONRISA, HACE BALANCE DE UN 2017…

¿Repleto de razones por las que brindar?

La verdad que ha sido un año muy positivo, en el que he sentido el cariño de la gente y una alegría enorme por lo que supone este reconocimiento a tantos años de esfuerzo y dedicación. Recibir el Premio Mujer Rural ha sido muy gratificante, una motivación para seguir adelante que comparto con todas las mujeres que trabajamos en el sector primario. Cada vez más se va reconociendo y valorando nuestro papel, aunque aún queda mucho por hacer en materia de igualdad.

Desde muy joven asume las riendas del legado familiar tras el fallecimiento de su padre, ¿cómo logra hacerse un hueco en un sector especialmente masculinizado?

Crecí con la cultura del vino y mantener ese legado me dio fuerzas para emprender, aunque al principio no fue nada fácil. ¿Qué hace una mujer joven metida en un sector de hombres?, se preguntaban muchos, pero no tardaron en darse cuenta de que además de pionera tiraría de carros y carretones para cumplir mis sueños.

“El secreto está en trabajar en aquello que nos gusta y tener siempre motivación por aprender y seguir innovando”

¿Qué le diría a aquellas personas jóvenes que ven en usted un ejemplo a seguir? ¿Cree que el medio rural en La Palma es un escenario de oportunidades?

Tenemos una isla con muchísimas posibilidades, se pueden hacer muchas cosas, pero hay que emprender y no tener miedo. El secreto está en trabajar en aquello que nos gusta y tener siempre motivación para seguir innovando. Yo empecé con muy poco y siempre he ido afrontando nuevos retos. Tengo muy claro que hay que dar paso a los jóvenes y apoyarlos para que emprendan.

Viticultora, bodeguera y también restauradora, ¿no se le escapa un detalle del proceso?

La verdad que tengo mucha suerte, seguir cada paso desde el principio hasta el final es algo que me motiva; desde el cuidado de la parra, la vendimia, el trabajo en la bodega, hasta servir el vino en la copa y comprobar la satisfacción del cliente. Creo que supervisar todo el proceso nos permite elaborar un producto de calidad. El Níspero es una empresa familiar, en esta labor me acompaña mi esposo y mi hijo, que es enólogo y de quién tengo la suerte de aprender cada día.

“A la gente le encanta venir a la bodega porque es un lugar muy acogedor. Los grupos están funcionando muy bien”

¿Una empresa que conquista nuevos horizontes?

La verdad que sí, tenemos presencia en muchos países y nuestros vinos no dejan de recibir premios. La Medalla de Oro de Bruselas abrió las puertas a nuevos reconocimientos y a que nos conozcan. A la gente le encanta venir a la bodega porque es un lugar tranquilo y acogedor. Los grupos están funcionando muy bien. La tasca es ideal para celebraciones familiares o almuerzos de empresa, está siendo un éxito.

¿Cuál es el mejor vino?

Yo siempre digo que el mejor vino se guarda en el recuerdo, el vino es para compartir y disfrutar en buena compañía. En los mejores momentos de la vida siempre hay una botella de vino. En cuanto a variedades, el Albillo es el más premiado, la corona de la bodega por así decirlo, pero por los recuerdos de mi infancia tengo especial cariño al vino de tea. En la actualidad estamos innovando con la uva Babosa Negra.

Actualmente cuenta con 3´5 hectáreas de cultivo, ¿qué le brinda Garafía a la calidad de sus caldos?

El clima y el suelo aquí son excelentes. Estamos a 1200m de altitud, el invierno es frío, lo que previene de enfermedades. La maduración es lenta, no es un ciclo corto y eso también influye en la producción. El suelo es muy arcilloso, en parcelas escalonadas y bien orientadas que protegen a la vid del viento.

¿Qué le pide Eufrosina al 2018?

Siempre se pide salud, dinero y amor. A mí que me de salud que lo demás me lo busco yo. Lo mismo deseo para todas las personas, un 2018 repleto de salud, fuerza y motivación para seguir luchando y disfrutando de los pequeños momentos de la vida.

Estos contenidos han sido redactados con la colaboración del proyecto PROMOCIÓN DEL DESARROLLO RURAL: POR UN MEDIO RURAL ACTIVO, con la financiación de:

Deja un comentario

Su email no sera publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.