La moda se viste de palma.

 

LEER en PDF

LA CONTINUIDAD DE UN OFICIO FAMILIAR
Esta semana en ‘Gente Rural’, María Candelaria Cruz nos muestra las singularidades de la artesanía de palma, una práctica tradicional que aprendió de su madre y a la que lleva dedicándose toda su vida.

FUSIONANDO TRADICIÓN Y MODERNIDAD
Desde 2007 forma parte del proyecto ‘La Palma Artesanía’, sello que la ha adentrado en el mundo de la moda a través del diseño de accesorios exclusivos como bolsos, pamelas, carteras o serecas.

Arte y tradición se expresan de múltiples formas en Breña Alta, municipio donde la artesanía de palma se mantiene gracias a la labor de personas como María Candelaria Cruz. Su buen hacer y sus conocimientos sobre estas técnicas tradicionales, miman la pervivencia de un oficio que ejerce y enseña con pasión a pesar de las dificultades. «Llevo muchísimos años dedicándome a esta tradición familiar que aprendí de mi madre y que a su vez, ella aprendió de mi abuela. Recuerdo que de pequeña, junto a mis hermanos, nos pasábamos los veranos ayudándole a destroncar las hojas de palma para tener preparadas para todo el año», nos expone mientras observa el ritmo del trenzado entre sus manos.

Constancia, energía e ilusión definen a María Candelaria, motivada siempre por mantener vivo el legado de su familia. En la actualidad, compagina su labor como presidenta de la Asociación de Artesanos de Breña Alta ‘ARTEBA’ con su participación en el proyecto ‘La Palma Artesanía’, marca de Sodepal que apuesta por la revalorización de los oficios artesanales de la isla ligándolos a las nuevas tendencias. “Buscamos una fusión entre tradición y modernidad, las técnicas se siguen manteniendo, al igual que la autenticidad de los distintos materiales, pero variamos el tipo de piezas que se hacen y los elementos decorativos”, matiza.

El mundo de la moda presenta nuevas salidas a un sector que hilvana otras formas de proyectarse hacia el futuro. Entre las muchísimas anécdotas, nos revela además que sus creaciones han desfilado en importantes pasarelas, integrando innovadoras colecciones de diseñadoras como Paloma Suárez.

“ESTOY MUY CONTENTA Y ORGULLOSA DE QUE PALOMA SUÁREZ HAYA MOSTRADO MIS COMPLEMENTOS EN SUS DESFILES”

La joven diseñadora ha apostado por las joyas artesanales de su isla para algunas de sus colecciones. «Me hizo una ilusión enorme que contara conmigo, ya que se crió al lado de casa y la conozco desde que era una niña», destaca.

La minuciosidad y singularidad de la artesanía palmera, una de las más variadas y mejor conservadas del país, continúa siendo carta de presentación para una isla que sigue difundiendo el valor añadido de sus productos hechos a mano. “Cada vez son más las personas que se preocupan por conocer quién y cómo se ha hecho lo que están comprando o que a la hora de hacer un regalo apuestan por un detalle personalizado y por un consumo más local”, sostiene.

Cada uno de los diseños de María Candelaria, que realiza por encargo, se caracterizan por estar elaborados de forma artesanal y con materiales cuidadosamente seleccionados, lo que dan como resultado piezas únicas y exclusivas, que en algunos casos fusionan elementos de la tradición palmera con toques más vanguardistas. “Lo que más me piden son serecas, sombreros y abanadores. Para ‘La Palma Artesanía’  también he hecho pamelas y bolsos que se han vendido muy bien, los últimos que hice se fueron todos para Granada”, nos concreta como ejemplo de la demanda, principalmente de mujeres a las que les gusta complementar su look con accesorios diferentes, sin renunciar a la calidad.

 

“LA ARTESANÍA TIENE MUCHO QUE APORTAR Y MÁS AHORA QUE HAY UN PÚBLICO QUE VALORA LOS ARTÍCULOS HECHOS A MANO”

Las necesidades de consumo y uso cotidiano han cambiado, por lo que el sector amplía su apuesta por la innovación para mejorar las posibilidades de mercado.

En este contexto favorable, muchos son los retos, también las dificultades, a las que hacer frente. “Ahora mismo lo más complicado sigue siendo conseguir la materia prima, con la amenaza que supone para las palmeras el picudo rojo, plaga que está limitando la recolección. También es necesario un mayor apoyo a los artesanos en cuanto a las altas y seguros, ya que hay muchos, por ejemplo, que han dejado de ir a las ferias porque no les sale rentable, sin olvidarnos de los jóvenes que quieren emprender en la artesanía y necesitan de nuestro apoyo”, asegura.

«HE IMPARTIDO VARIOS CURSOS Y ME ALEGRA VER QUE TODAVÍA HAY MUCHA GENTE JOVEN QUE SE SACA EL CARNET DE ARTESANO»

La formación es clave para mantener un sector que ha sabido resurgir al paso de los años, “por eso me gusta transmitir todo lo que sé para que no se pierda”.

UNA TRADICIÓN CON MUCHA HISTORIA

La producción de objetos de palma se remonta en la isla a la época prehispánica, donde los aborígenes ya elaboraban objetos cotidianos aprovechando los recursos naturales de su entorno. La palmera canaria, endémica del archipiélago, ha tenido a lo largo de la historia múltiples aprovechamientos, entre ellos, la obtención de fibras vegetales.

Según un documento que narra una expedición portuguesa a Canarias en 1341, se afirma que los antiguos habitantes conservaban los higos secos en cestas de palma. Es tan solo un ejemplo del papel fundamental que siempre ha jugado la artesanía en unas islas tradicionalmente agrícolas, tanto en la elaboración de aperos y útiles para combatir las inclemencias del tiempo, como de enseres domésticos tan singulares como las empleitas para hacer el queso.

En las últimas décadas, ligado al auge del turismo se gestó un impulso de la actividad tradicional con productos diseñados también para los visitantes, al igual que acontece en la actualidad orientados al mundo de la moda. La historia continúa y lo hace motivada por el empeño de mujeres como María Candelaria, que a través de su importante labor, confían el testigo en las nuevas generaciones.

Estos contenidos han sido redactados con la colaboración del proyecto PROMOCIÓN DEL DESARROLLO RURAL: POR UN MEDIO RURAL ACTIVO, con la financiación de:

Deja un comentario

Su email no sera publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.