Mieles Tagoja

 

Leer en PDF

La apicultura en La Palma, un manjar entre las flores

ENTRE LAS MEJORES DE CANARIAS
Esta semana en ‘Gente Rural’ conocemos la trayectoria del apicultor Guillermo Hernández al frente de ‘Mieles Tagoja’, la marca artesanal palmera con mayor número de variedades florales premiadas en Canarias. 

UNA TRADICIÓN EN CRECIMIENTO
La producción de miel en el archipiélago ha crecido un 27% en los dos últimos años. La diversidad de flores, el clima y la singularidad de la abeja negra, acentúan las bondades de este alimento tradicional otorgándole sabores y aromas únicos en el mundo. 

Con más de 25 años endulzando la vida de vecinos y turistas, ‘Mieles Tagoja’ se ha consolidado como una de las mejores mieles de Canarias. Así lo certifica el palmarés de esta empresa familiar que en los últimos años no ha parado de cosechar éxitos. “Todo comenzó como un hobbie, la primera colmena me la regalaron. Con producción para vender empezamos en los años 90, que fue cuando registramos la marca y aumentamos el número de colmenares. En la actualidad tenemos 240 colmenas censadas distribuidas en diferentes puntos de la isla”, destaca el apicultor y empresario Guillermo Hernández, quién reconoce que “atenderlas es un trabajo laborioso, pero a la vez muy gratificante”.

Las mieles producidas en La Palma tienen como principal sello de identidad la aportación de la flora endémica. Es por ello que los panales se instalan tanto en la costa como en medianías y zonas de cumbre, para que las abejas puedan abarcar gran diversidad de flores que son las que dan lugar a variedades únicas y con apreciadas características organolépticas. “Cada colmenar es una miel distinta, contamos con mieles multiflorales que contienen una conjugación de néctar variado y las monoflorales como la de castaño, aguacate, corazoncillo, tedera, brezo o tajinaste, algunas de ellas menos habituales ya que dependen del clima y de que la época sea buena”, señala. Poseen múltiples propiedades medicinales y energéticas, sobre todo por la presencia de vitaminas del complejo B, hidratos de carbono, minerales, hierro y calcio.

UN SINFÍN DE VARIEDADES DE ALTA CALIDAD
Las ‘Mieles Tagoja’ son 100% naturales y se producen bajo métodos artesanales y respetuosos con el medioambiente

En La Palma, el sector de la apicultura encierra todo un mundo de tradición y arraigo popular, que cuenta con más de un centenar de productores en activo y con un público incondicional que no deja de crecer. “La miel artesanal está muy bien valorada. Cuando yo empecé a comercializar en los supermercados era bastante más complicado por la competencia de las marcas blancas. Ya eso ha ido cambiando, la gente busca calidad y se ha dado cuenta que las mieles de aquí están entre las mejores del mundo», sostiene Guillermo quién nos explica como el cliente hoy en día se decanta por una miel pura, sin aditivos y que no haya sido sometida a tratamientos desnaturalizantes.

“El consumidor palmero quiere ver productos locales en las estanterías, porque son garantía de calidad y contribuyen además a la mejora de nuestro entorno. Las mieles de importación son mezclas de mieles de diversos países, que son calentadas para hacerlas homogéneas, perdiendo sus cualidades. Así es como logran abaratar costes y evitar la cristalización, cuando éste es un proceso natural e indicativo de excelencia. La diferencia es enorme”, aclara.

Las variedades artesanales en la isla mantienen intactas las características y propiedades originales que las flores le confieren. Un alimento único y singular como la raza de la abeja que lo origina: la abeja negra canaria, “una especie autóctona de las islas, muy resistente y productiva, pero que no es ajena a las amenazas a las que se enfrenta este insecto en todo el mundo. Si las abejas desaparecen, no hay polinización ni futuro para la humanidad”.

EL ARTE DE CRIAR ABEJAS
Esta actividad tradicional y trashumante requiere de muchas horas de dedicación y aprendizaje.

“Llego a mi casa del trabajo siempre a esta hora, después de las tres de la tarde y hasta las diez de la noche estoy atareado con las colmenas. Es una labor que lleva mucho tiempo y además es un mundo muy complejo en el que nunca se deja de aprender”, expone.

Las colmenas de ‘Mieles Tagoja’, junto a las de sus socios, tienen capacidad para producir unos 7.000 kilos al año. “La llegada de la varroa ha supuesto un antes y un después, antes se sacaba 25 o 30 kilos por colmena, ahora se produce la mitad. Este ácaro, las enfermedades que están afectando a las abejas y la sequía, son las principales amenazas a las que se enfrenta el sector y que limitan la producción», resalta Guillermo.

UN PROCESO CUIDADO AL DETALLE
«Somos productores, envasamos y distribuimos nuestra propia miel, garantizando su trazabilidad”. 

A pesar de las dificultades, se trata de una actividad profesional de futuro que demanda de nuevas acciones. “Necesitamos más apoyos para preservar la abeja local, evitar la entrada de razas foráneas y fomentar el crecimiento y el nivel del sector de la apicultura en la isla. Contamos con un potencial muy alto que no se está aprovechando, ni siquiera se ha conseguido la ‘Denominación de Origen’ que reforzaría la singularidad del producto palmero”.

Sabores y aromas de prestigio con gran demanda: “No sacas un premio solo un año, es que todos los años obtenemos premios y en todas las categorías nuestra miel siempre está entre la más puntuadas. La variedad de floración que tenemos aquí no la encuentras en otro lugar”, destaca.

‘Mieles Tagoja’ está presente en todos lo municipios de la isla a través de una cadena de supermercados, herbolarios, mercadillos municipales, tiendas gourmet y lugares estratégicos como puerto y aeropuerto. “También hacemos pequeños envíos a otras islas, pero por ahora nuestros esfuerzos se centran en mantener los clientes que ya tenemos. La Palma es la isla donde más barata se está vendiendo la miel, si te vas a otras islas el precio casi se duplica. Con los reconocimientos, la publicidad e internet te llaman de muchísimos lugares, incluso del extranjero. Si produjéramos el doble, igualmente se vendería”.

Estos contenidos han sido redactados con la colaboración del proyecto PROMOCIÓN DEL DESARROLLO RURAL: POR UN MEDIO RURAL ACTIVO, con la financiación de:

Deja un comentario

Su email no sera publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.