Molinos Las Breñas

LEER en PDF

La fábrica de gofio cumple 50 años siendo un referente en la alimentación de las familias

MEDIO SIGLO DE TRAYECTORIA
En ‘Gente Rural’ conversamos con el encargado de Molinos Las Breñas, Víctor García Marante, para conocer la labor de unas de las primeras fábricas de gofio de La Palma, fundada en 1968 fruto de la unión de doce molinos de la Comarca Este. 

UN ALIMENTO ANCESTRAL
Junto a las harinas integrales, su producto estrella es el gofio, que siguen produciendo de modo artesanal, utilizando molinos de piedra como antaño. La amplia experiencia y la selección de la mejor materia prima, distinguen una marca que gusta a grandes y a chicos.

Base de la alimentación de las familias canarias durante siglos, el gofio constituye el alimento más tradicional de las islas y una seña de su identidad cultural y gastronómica. En La Palma, el gofio está presente en el 83% de los hogares según los últimos estudios realizados por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), siendo su consumo más habitual con leche, seguido del potaje y el escaldón. “Es un producto de toda la vida, con el que se han criado muchísimas generaciones y que destaca por su valor energético, ya que mantiene las mismas propiedades nutricionales de los cereales con los que se obtiene”, asegura Víctor García, responsable de ‘Molinos Las Breñas’.

La fabrica de gofio y harinas integrales cumple 50 años ligada a la tradición de este rico alimento. “Esta labor se inició bajo el nombre de ‘Cooperativa Industrial Obrera Los Molinos’, resultado de la unión de doce molinos tradicionales ubicados en los municipios de Fuencaliente, Villa de Mazo, Breña Alta, Breña Baja y Santa Cruz de La Palma. A partir del año 1992 es cuando cambiamos de forma jurídica y se conoce a la empresa con su actual denominación”, nos detalla.

En este medio siglo, la empresa ha sabido salvaguardar los procedimientos artesanales trasmitidos de padres a hijos, pero también adaptarse a las nuevas demandas y desafíos. “Nuestra labor siempre es innovar y sacar otros cereales. Tenemos nuevas harinas integrales como la de espelta o la de millo específica para frangollo, y además como principal novedad presentamos las monodosis de gofio para consumo individual, ideales para hoteles, comedores escolares, catering u hospitales”, destaca.

“ESTAMOS SIEMPRE INNOVANDO, ACABAMOS DE SACAR CAJAS CON 12 MONODOSIS DE 60 GRAMOS”
Con este novedoso y práctico formato, la entidad facilita el consumo de gofio en hoteles y comedores públicos.

 

Desde ‘Molinos Las Breñas’ se apuesta así por la calidad de un producto que depende de diferentes factores para lograr el aroma, sabor y textura deseados. “El gofio ha ido experimentado diferentes cambios, en un principio el ingrediente principal para su elaboración era la cebada. Sin embargo, hoy en día se han introducido nuevos componentes, como el trigo, el millo o el centeno, dando pie a nuevas variedades. Además, existen combinados de varios cereales e incluso de legumbres”, explica Víctor.

En este sentido, su gama de productos en el mercado ofrece distintas posibilidades: trigo, millo, mezcla de trigo y millo y su producto más singular que es el gofio de cereales (trigo, millo, cebada y centeno) con habas. También elaboran harina integral de espelta, así como de trigo y centeno destinadas a panaderías y a la industria repostera.

“MOLEMOS COMO SE HACÍA ANTIGUAMENTE”
Todos las variedades se siguen produciendo de modo artesanal, atesorando las mismas piedras de moler  de los antiguos molinos.

Junto a la selección de los granos y el delicado proceso de tostado, la velocidad del molino es fundamental.“Cuanto menor sea ésta, mejor será la harina, por eso se aprecia tanto nuestro gofio, ya que se elabora artesanalmente conservando los secretos de antaño”, sostiene Víctor, quién nos explica como en los últimos años se renovó el resto de la infraestructura de la fábrica con el apoyo de una subvención gestionada por ADER La Palma y que junto a los exhaustivos controles en su elaboración y empaquetado, afianzan a ‘Molinos Las Breñas’ como una marca de seguridad y garantía para los consumidores.

“ESTAMOS PRESENTES EN TODAS LAS ISLAS”
Además del archipiélago, desde la fábrica palmera se realizan envíos al resto del territorio nacional. Una labor que cuenta con numerosos premios y reconocimientos. 

Nos asegura también que en la actualidad son muy variados los usos del gofio en la gastronomía, incluso por parte de la cocina moderna, formando parte de multitud de recetas y creaciones culinarias y de postres como helados o mousses. Su alto valor nutritivo, unido a una excelente relación calidad – precio, explica el éxito de un producto que cuenta con su propia Denominación de Origen y con una producción anual en Canarias superior a las cinco mil toneladas y media. “El gofio es muy rico en hidratos de carbono y fibras, y contiene vitaminas B1, B2, B3 y C, así como hierro, calcio, magnesio y sodio. Es un producto natural que no contiene conservantes ni colorantes y que presenta variedades a elegir”.

PARA GUSTOS… ¡COLORES!
En ‘Molinos Las Breñas’, los clientes diferencian con facilidad los diferentes tipos de gofio y harinas integrales: según los ingredientes cambia el color del etiquetado. 

Elaboración, empaquetado y comercialización, diferentes fases de un proceso donde todo se cuida al detalle. Así se mueven las velas de una tradición que soplan 50 años de historia.

Estos contenidos han sido redactados con la colaboración del proyecto PROMOCIÓN DEL DESARROLLO RURAL: POR UN MEDIO RURAL ACTIVO, con la financiación de:

2 Respuestas a "Molinos Las Breñas"

  1. Santamaria   21/04/2018 at 8:36

    Interesante.
    Informativo y Natural

    Responder
  2. irma   24/04/2018 at 12:48

    Un sitio muy natural y conservador, san isidro querido … la fábrica muy buena…con productos naturales y buena calidad.

    Responder

Deja un comentario

Su email no sera publicado