El Cabildo pone en marcha el programa de compostaje doméstico para promover su práctica en las familias

Arranca con los talleres formativos en Puntallana, que imparte ADER La Palma, que recorrerán todos los municipios del norte de la isla

El proyecto La Palma Orgánica, que lidera la Consejería de Servicios del Cabildo con la colaboración de Ader-La Palma, da hoy un nuevo paso en su camino hacia una gestión sostenible de los biorresiduos en la Isla con la puesta en marcha del programa de compostaje doméstico.

Un programa que inicia su andadura con la realización de una serie de talleres formativos en el municipio de Puntallana. Una localidad simbólica en la Isla en este proceso, dado que fue en esta localidad en la que se puso en marcha la primera compostera comunitaria de La Palma. En los próximos meses, el programa se desplazará por el resto de los municipios del arco norte de la isla, por este orden: Barlovento, Tijarafe, Puntagorda, San Andrés y Sauces y Garafía.

Los talleres de compostaje doméstico tienen como finalidad formar y animar a las familias para que reciclen en sus domicilios la materia orgánica que se genera en sus hogares. Con ello se evita la generación de residuos y se aprovecha como un recurso, cerrando su ciclo de vida con su compostaje y la incorporación del producto final (compost) en los mismos lugares donde fueron producidos los residuos que lo originaron (huertos, jardines, suelos degradados, etc.).

La consejera de Servicios y Cambio Climático, Nieves Rosa Arroyo, destaca que el Cabildo avanza con paso firme en la materialización de los objetivos marcados en el programa La Palma Orgánica, como una apuesta decidida por la descentralización en la gestión y tratamiento de la materia orgánica en origen. Con este programa se facilitará que las familias adquieran los conocimientos básicos para que puedan hacer compost de forma autónoma, a partir de sus propios restos de comida, podas, limpieza de jardines, etc.

Nieves Rosa Arroyo señaló que en este caso, al ser municipios menores de 5.000 habitantes, “comenzamos con las composteras domésticas y las composteras comunitarias, esperando llegar a las plantas de compost, con la finalidad de seguir avanzando hacia una isla más sostenible y evitar que la materia orgánica llegue al complejo ambiental, reduciendo lo que depositamos mezclado en el contenedor gris”.

La formación de los talleres correrá a cargo de ADER La Palma y abordará en una primera sesión los contenidos teóricos, tratando aspectos como qué es el compostaje, los residuos orgánicos que se pueden compostar, los tipos de compostadores o las técnicas de compostaje. La segunda sesión, con contenidos prácticos, tratará sobre dónde y cómo ubicar el compostador, su montaje, materiales, manejo del proceso, parámetros o grados de madurez.

Tras la formación, se entregará a las familias que se adhieren al programa un compostador doméstico, una guía de compostaje, un aireador y un cubo para separación de restos orgánicos. Asimismo, habrá un proceso de seguimiento de los participantes, realizando un mes después de la segunda sesión, un encuentro de refuerzo para analizar la evolución del primer mes de compostaje y resolver las dudas o problemas que hayan tenido los participantes.

El programa de compostaje doméstico está dirigido a las personas residentes en el municipio, que cuenten con un jardín o huerto de al menos 25 metros cuadrados y estén dispuestos a formar parte del programa La Palma Orgánica.

Deja un comentario

Su email no sera publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.