Ulrico Schena convierte el plátano palmero en Oro de San Miguel

Ulrico Schena y su empresa Oro de San Miguel, especializada en la deshidratación de plátanos

 

El secado de productos agrarios para su conservación tiene una larga tradición en la Isla de La Palma.  El tema de la deshidratación de plátanos siempre había despertado el interés de Ulrico Schena, italiano, ex ciclista de carreras, porque sabe lo importante que es suministrar energía al cuerpo de manera sencilla, en actividades intensas como el ciclismo, maratones o el senderismo.

En 2013, Ulrico, junto a su pareja, registra la empresa Oro de San Miguel, dedicada al deshidratado de plátanos y otros frutos de la isla, con certificación ecológica.

La empresa impulsa la sostenibilidad en todo su proceso ya que la fruta que utilizan tiene certificación ecológica y el proceso de deshidratación se hace, la mayor parte, con energía solar de una planta solar térmica propia desarrollada para el secado de frutas, lo que permite conservar los nutrientes y el aroma.

 

¿Qué te motivó a iniciar esta empresa?

Siempre me han gustado los plátanos, ya de niño…. (risa) …. bueno, después de la crisis del 2008 buscaba una actividad alternativa, y en un viaje a La Palma, descubrí en la Isla una forma de secar los plátanos que era totalmente nueva para mi, además de ser muy interesante. Nunca la había probado en Europa, ni en mis tiempos de deportista, porque no había algo así, y comencé a pensar por qué nadie lo hace de esta forma, cómo se podrían producir mejor, a quién podría interesar. Estuve unos años haciendo experimentos a nivel casero, sin prejuicios técnicos, hasta dar con los problemas y las soluciones, sin prisa. Buscando información, estudiando mercados. Fue en el 2013, después de mudarme a La Palma, cuando puse en práctica lo que había aprendido y probé suerte con “Oro de San Miguel”.

 

¿De dónde obtienes la fruta y que condiciones debe tener para obtener un buen deshidratado?

La fruta viene directamente de productores ecológicos locales. Eso es uno de los compromisos que me he autoimpuesto. Tiene que estar rica y sana, en el deshidratado se puede prescindir de la apariencia exterior, pero no de la calidad. Y tiene que estar en su mejor punto de maduración.

Ulrico Schena, durante una de las fases de elaboración

 

¿Qué tipos de productos deshidratados comercializas? ¿Cuál es el que se comercializa mejor?

De momento cuatro: el plátano Sport en tiras blandas, el plátano Classic en rodajas más duras, el “Chocoshock” que es un plátano en tiras recubiertas por un lado con una fina capa de chocolate ecológico y el mango (manga) ecológico, en el breve momento de la temporada en que se da aquí en La Palma.

Seguramente la versión “SPORT”, tiras blandas de plátano, aunque el plátano recubierto de chocolate ecológico está teniendo también mucho éxito.

 

¿Qué tipo de apoyos recibiste para poner en marcha la actividad?

Ninguno, a parte del apoyo moral y económico de mi pareja, quizás el más importante. Además, ella creó el nombre de la marca “Oro de San Miguel” y el logotipo con la cascada.

 

¿Cuáles fueron los problemas principales que encontraste para iniciar la actividad?

Quizás el problema más grande haya sido encontrar un lugar de trabajo adecuado, en tamaño e inversión. La Isla no tenía instalaciones pequeñas preparadas para algo así, las inversiones necesarias pueden ser muy caras. Hice la primera instalación yo mismo, buscando materiales adecuados al presupuesto, no ha sido nada fácil.

 

¿Qué innovación aporta tu empresa? ¿En qué tratas de diferenciarte de otras empresas similares?

En el mercado internacional el plátano deshidratado ya está presente y a un precio muy bajo, pero con una calidad igualmente baja. La innovación y la diferenciación están en encontrar un mercado receptivo a la calidad y a ideas como la valorización del producto local, la producción ecológica, el trabajo artesanal, el profundo respeto de la labor de nuestros agricultores que se refleja en un igual respeto para la fruta que producen. Además, respetando su ciclo de maduración natural, secando a temperatura muy baja, prescindiendo de cualquier producto químico para la conservación o para cambiar propiedades organolépticas. Trabajando con respecto, el producto dispondrá de las mejores propiedades que da la naturaleza.

 

Plátanos Deshidratados “Sport” de Oro de San Miguel

¿Qué tipo de consumidores adquiere los productos de fruta deshidratada y dónde lo comercializas? ¿Estos productos los vendes fuera de la Isla?

“Oro de San Miguel” ha nacido pensando en el deportista de cualquier nivel, porque el plátano es el alimento natural ideal para quien necesite energía inmediata y el plátano deshidratado, como lo deshidrato yo, está perfecto y rico para llevar siempre contigo. Después he visto que hay una buena parte de clientes que quizás no son deportistas, pero lo aprecian igualmente por su gusto y practicidad.

Actualmente se comercializa sobre todo en herbolarios, tiendas turísticas y de deporte, también en otras islas, y en algunos países europeos a pequeña escala. La aceptación crece constantemente, pese a que, al ser un producto nuevo con estas características, el cliente final tiene que probarlo para conocerlo.

 

¿Todos los productos de Oro de San Miguel son sin gluten?

Sí, la fruta no contiene gluten, y también el plátano con chocolate está elaborado con chocolate “Isabel”, artesanal, sin gluten, sin soja y de comercio justo.

 

¿Qué cualidades consideras que poseen los productos de fruta deshidratada?

Es una forma de conservar la fruta muy antigua, en mi caso estoy poniendo una fecha de consumo preferente de un año. De hecho, es un procedimiento tecnológicamente sencillo, pero justamente por esta razón hay tanta diferencia en calidad entre diferentes productos que parecen iguales. Es un poco como el vino, de la misma uva se puede sacar un vino excelente o un vino muy ordinario.

 

Una de las fases de elaboración del plátano deshidratado del Oro de San Miguel

 

¿Cuáles son tus objetivos como empresario para el futuro? ¿Tu empresa tiene capacidad para aumentar la producción o está limitada a una escala artesanal?

Creo que el plátano Oro de San Miguel, así como ha nacido, no se puede producir a escala industrial sin perder de calidad. Y cualquier cata comparativa entre Oro de San Miguel y los muchos plátanos deshidratados que hay en el mercado mundial lo demuestra. Hay un proceso muy artesanal. Pero sí se puede producir en una escala artesanal más grande, formando trabajadores en este “arte”.

El reto está en dar a conocer en el mercado un producto hasta ahora desconocido en esta calidad, y mantenerla a cualquier escala que se trabaje.

 

¿Cómo contribuye tu proyecto al desarrollo de la Isla?

El objetivo es crear un mercado fuera de Canarias, con un producto bien identificable, de calidad, que daría prestigio a la Isla. Y, si lo logramos, va a beneficiarse todo el mundo, desde los agricultores hasta el sector turístico.

 

¿Qué consejo le darías a otros emprendedores que quieran empezar en esta actividad?

Les diría que piensen por sí mismos, y busquen exclusivamente el valor añadido de la calidad sin compromisos. Hoy en día es fácil buscar información, pero si, en lugar de experimentar yo mismo, me hubiera limitado a estudiar cómo se hace el plátano deshidratado en internet, hubiera acabado haciendo exactamente lo que ya están haciendo en el resto del mundo.

 

Contacto

  • Nombre del Promotor: Ulrico Schena
  • Marca comercial: Oro de San Miguel
  • Forma jurídica: Autónomo
  • Dirección: Camino Fuentes, 4. CP 38750. El Paso. La Palma. Islas Canarias.
  • Teléfono: 687 265 825
  • Sitio web: http://www.orodesanmiguel.com/
  • Redes Sociales. Facebook: @orodesanmiguel


Estos contenidos han sido redactados por ADER La Palma dentro del proyecto PROMOCIÓN DE PROYECTOS DE DESARROLLO RURAL con la financiación de:

Deja un comentario

Su email no sera publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.